fbpx
13 agosto 2019

APITERAPIA Y KINESIOLOGÍA

Dentro de las múltiples aplicaciones de la Apiterapia esta la kinesiología. No son pocos los pacientes que acuden al kinesiólogo por dolores lumbares, cervicales y de diversas articulaciones del cuerpo Estos dolores son provocados por inflamaciones en las articulaciones y responden positivamente a un tratamiento de apiterapia. ¿Porque funciona? El veneno de abeja induce a […]

Dentro de las múltiples aplicaciones de la Apiterapia esta la kinesiología.

No son pocos los pacientes que acuden al kinesiólogo por dolores lumbares, cervicales y de diversas articulaciones del cuerpo

Estos dolores son provocados por inflamaciones en las articulaciones y responden positivamente a un tratamiento de apiterapia.

¿Porque funciona?

El veneno de abeja induce a un aumento en la liberación de cortisol en la sangre, cortisona endógena la cual produce un potente efecto antiinflamatorio en el cuerpo.

Aporta gran efecto analgésico, gracias a la Adolapina que contiene el veneno de abeja  que alivia el dolor y disminuye la inflamación.

Cabe destacar que los pacientes que están bajo un tratamiento de apiterapia experimentan un aumento de los niveles de serotonina en la sangre.

Este neurotransmisor es responsable del estado de ánimo, incrementando la sensación de bienestar y placer en los pacientes.

Esto último es muy importante en personas que están deprimidas, muchas veces por causa de sus dolencias.

El aumento de temperatura en la zona donde aplicamos la apiterapia, la cual es provocada como una respuesta del organismo hacia el veneno de abeja, es comparable por la bien conocida técnica de aplicar calor a la zona lesionada.

Son ya varios los kinesiólogos que se han capacitado con Apimedicina , viendo en ella una potente y eficiente herramienta en el tratamiento de diversas dolencias y enfermedades.

Bienvenidos a capacitarse con Apimedicina!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *